Escasez de agua el mayor problema en el mundo para alcanzar una nutrición saludable

Estilo de vida

Cierra los ojos por un momento y recuerda la última vez que sufriste un corte de agua en tu hogar. ¿Cuánto duró? ¿Qué consecuencias te trajo? Ahora imagina a poblaciones enteras que, para acceder a ese recurso tan elemental y necesario como es el agua, tienen que caminar kilómetros.

La escasez de agua no es un problema mundial propiamente dicho, sino de veintinueve regiones que no pueden acceder a ella porque en su área el agua es escasa o porque carecen de la infraestructura necesaria para hacerla llegar desde los ríos y acuíferos de su zona, hasta sus hogares. Por lo tanto, la escasez hídrica es otro de los problemas humanitarios que pondrán a prueba nuestra capacidad de empatizar con los más vulnerables. Mirar al costado ya no es una opción.

Dado que no podemos hablar de una nutrición saludable en un contexto en el que el agua falta, abordaremos la problemática de la escasez y de las posibles soluciones.

El agua y la nutrición saludable

La baja producción de agua ha conllevado a consecuencias tales como:

  •         Deficiencia en la presencia de micronutrientes en el cuerpo
  •         Más de ciento cincuenta millones de niños tienen un retraso en su crecimiento
  •         Baja producción y rendimiento en la agricultura

Como vemos, la escasez de agua está directamente relacionada con la nutrición saludable, y no precisamente de forma positiva. Si no se cuenta con la infraestructura adecuada para retener el agua de lluvia y convertirla en agua de riego, esta se seguirá yendo directamente al desagüe y la esperanza de lograr una nutrición saludable universal se seguirá diluyendo.

¿Cuáles son las posibles soluciones?

  •         Restaura y conservar los sistemas hídricos
  •         Ahorro y eficiencia en el riego de la agricultura a gran escala
  •         Reutilización de las agua residuales urbanas

Todos estos métodos requieren de una inversión. Por ello debemos comprender que, el hecho de que no sea un problema mundial, no significa que no sea un problema de todos. Con empatía y solidaridad, la escasez de agua puede llegar a su fin. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú
💬 ¿Necesitas ayuda?